Etiquetas

 

En el número 3.789 de la revista Escuela, el Consejero andaluz de Educación, Francisco Álvarez de la Chica dice, a propósito de la entrada en vigor del nuevo ROC, lo siguiente:

Por hacer una comparación: es como cuando hicimos la Constitución y todavía teníamos leyes del franquismo.

Como ven, Monsieur Anacoluto no ha escogido una comparación cualquiera. El nuevo ROC se equipara con el texto constitucional; la normativa anterior equivale a la noche oscura del nacionalcatolicismo. Es el argumento predilecto de muchos sinvergüenzas: si se es crítico con las reformas, lo tildan a uno de reaccionario o, directamente, de fascista.

Qué curioso: el documento que refunda la democracia española se pone en pie de igualdad con un legajo que elimina la democracia de los centros escolares, promoviendo una figura, el neodirector ROCoso, con poderes casi plenipotenciarios.

Qué extraño: la norma fundamental que garantiza la libertad de cátedra se relaciona con unas ordenanzas concebidas para procurar su muerte por asfixia.

Qué bizarrísimo: la ley que reconoce el derecho a la igualdad de todos los españoles se confunde con un miserable código que favorece la segregación clasista.

Es el viejo truco de la izquierda más dogmática y zarrapastrosa del continente europeo: quien no comulga con nuestras ideas es un nostálgico del Régimen. De tan manido, aburre.

 

Dice De la Chica que el ROC…

… ha sido muy participado y discutido por la comunidad educativa.

Esto es completamente falso, como cualquier profesor sabe. Cuando aún andábamos por el Borrador Primigenio, los claustros fueron invitados a enviar propuestas y correcciones. De lo que emanó de dichos cónclaves nunca más se supo. Los ciudadanos deben saber que aquí no se participa ni se discute: simplemente, se acata.

Después de esto, poco más queda por decir acerca de esta entrevista con repelente tufillo institucional. Sobre “medidas inmediatas“, nuestro prócer responde con una prosa burocrática de altos vuelos:

Hace falta, sobre todo, un gran acuerdo social de largo recorrido político que nos permita trazar una hoja de ruta con un horizonte casi como el que dibuja el ser humano.

Traducción: Tenéis, queridos súbditos, que mostraros conformes y genuflexos para que mi Partido siga en la poltrona muchas más legisladuras. Quizá no veáis resultados a corto plazo, y, tal vez, ni siquiera a medio. Pero no importa, pues como dijo Keynes: “a largo plazo, todos muertos”.

Don Francisco, qué largo me lo fiáis.

El lenguaje es, siempre, revelador: “largo recorrido”, “hoja de ruta” (¿cuánto falta, papi?), “horizonte” (esa escurridiza meta que jamás se alcanza).

Por cierto, la pregunta del periodista era: “¿Hay alguna medida inmediata?”

 

Sobre las sustituciones de profesores, más inmedioteces:

Andalucía ya había dedicado un profesor al menos en cada centro para que la primera baja fuera cubierta de forma inmediata

En nueve años de ejercicio, jamás viera yo tal cosa. Pero sí recuerdo a un curso de Bachillerato que se pasó más de un mes y medio esperando, con menos suerte que Godot, a un sustituto de Biología. Y un 3º de ESO sin profesor de Sociales. Y un 4º de ESO huérfano de instrucción musical. Y…

Ahora, dice el Consejero,

… la toma de decisión (de las sustituciones) se hará en el propio centro.

Completo la información: los centros sólo podrán solicitar sustitutos para un reducido número de bajas. A partir de ahí, tendrá que ser el Director quien decida con qué personal se cubren las posteriores ausencias. Como en las Escuelas todos tienen el horario completo, el elegido tendrá que hacer dos cosas que, como todo el mundo sabe, son mano de santo para la productividad y el buen hacer pedagógico:

1. Impartir asignaturas para las que no está cualificado.

2. Hacer horas extra no remuneradas.

Un chollazo.

 

De la Chica sigue haciendo la glosa de los grandes logros educativos andalusíes:

Uno de cada tres alumnos que se ha incorporado al sistema educativo en el país es andaluz.

Añado: y olé. Este tipo es un genio.

No tenemos sexo y cintas de video, pero sí mentiras. Mentirás a tutiplén:

Uno de los elementos disuasorios para que las familias opten por la enseñanza pública es la extraordinaria movilidad del profesorado y los cambios tan importantes que se pueden producir en algunos centros.

Cuando usted quiera salimos en busca de esas familias y les preguntamos por qué han desechado “la pública”. No tiene nada que ver con la “movilidad”, caballero, sino con el estado deplorable en que se encuentra el sistema educativo andaluz, precisamente inmóvil y fosilizado en los dogmas de los que su Partido es principal valedor. Como éste:

Es imprescindible centranos en la capacidad, en el cómo se enseña, y no sólo en el qué se enseña.

Traducción: los contenidos son prescindibles. Es la metodología (pero no una cualquiera, sino la que yo os diga) lo que verdaderamente importa.

Eso requiere una profunda reforma de la formación inicial del profesorado.

Es decir: nosotros, los desertores de la tiza, los “inexpertos”, os vamos a enseñar “cómo se enseña”.

Es posible que durante demasiado tiempo hayamos estado preparando profesores para un sistema educativo que ya no existe.

Tiene toda la razón: cuando hice las oposiciones estudié un temario exigente que abarcaba todos los ámbitos de mi disciplina. Supuse, pues, que los alumnos que me encontraría en el futuro (de 12 a 18 años) ya sabrían leer y escribir para abordar con ellos la maravillosa experiencia que supone “descubrir” la Música. Sin embargo, cada año que pasa me encuentro con clases enteras que no saben distinguir un sustantivo de un número quebrado. ¡Claro que no existe ese sistema educativo: ustedes lo han laminado, Milord!

Necesitamos tanto en Primaria como en Secundaria una profunda reforma, quizá aún más profunda en la ESO.

Querrá decir “otra profunda reforma”. Vamos a ver si se entera, Mr. Doolittle: hay un problema de base en la Primaria, como lo atestigua el bajísimo nivel con que ingresan los alumnos en el Instituto. El informe PIRLS, que evalúa los resultados en esa etapa, nos deja con las témporas al aire. De modo que no entiendo por qué la “deforma” debe ser más profunda en la ESO, cuando muchos de los problemas ya no tienen solución. Si va a tocar la ESO, establezca itinerarios profesionales a los 14, para que no se dé el frecuente caso de alumnos que se pasan cuatro años en Primer Ciclo hurgándose las santas narices y perdiendo el tiempo de forma miserable.

El Rey Sol – de Sol(ecismo) – vuelve a la carga con el Plan de Calidad:

El plan de calidad no tiene nada que ver con pagar más por aprobar más. Nosotros vamos a seguir apostando por él.

Quienes no apostaron tanto fueron los jueces del TSJA, cuando tumbaron el estúpido Plan por considerar que no se ajustaba a lo establecido en la propia Ley de Educación Andaluza. Son ustedes tan eficientes que legislan contra sí mismos. Cracks.

La última perla:

(Los profesores) enseñan a una generación digital que sabe más que ellos, y eso produce una gran confusión que hay que gestionar correctamente.

Coño, Consejero, si tanto saben, ¿para qué demonios nos necesita en las aulas? Dénos un buen finiquito y le dejamos el camino libre para que usted contrate al Súper Profe 3.o definitivo. Así no tendrá que mentir tanto como miente. Puede incluso que aprenda a decir algo cuando habla, quién sabe.

No sé, estaba pensando en alguien especial, alguien como….

Súper Mario Bros.

Anuncios