Etiquetas

El verano es propicio para el descanso y, también, para el olvido y la suspensión de acontecimientos. Sin embargo, el poder nunca descansa. Antes al contrario, aprovecha la modorra canicular para llevar a cabo sus planes más siniestros. Como el ROC está a la vuelta de la esquina, reproducimos aquí el escrito anti-ROC del IES Burguillos. Una sola página directa al corazón del monstruo burocrático.

Descansemos, sí. Pero no olvidemos.

Los abajo firmantes, miembros del Claustro de Profesores del IES Burguillos, tras reunión celebrada el día 3 de marzo de 2010, deciden enviar el presente escrito exponiendo su disconformidad con el Borrador de nuevo ROC que se prevé entrará en vigor el próximo curso escolar. Las discrepancias se fundamentan principalmente en los siguientes puntos:

– Las competencias que se atribuyen a la figura del Director entran en conflicto con los criterios de objetividad y transparencia propios de la función pública, menoscabando los derechos laborales y profesionales del profesorado, así como el principio de libertad de cátedra.

– La autonomía que se presenta en el nuevo Reglamento no es más que la del Director para hacer y deshacer a su antojo, sin que se recoja en ningún punto la posibilidad de que el profesorado pueda, de manera individual o colectiva, participar en la toma de decisiones. De esta manera, frente a los discursos oficiales que pregonan la democratización de la vida escolar, el Director se convierte ya no en una figura de autoridad, sino autoritaria.

– El nuevo ROC, más que potenciar los órganos colegiados de gobierno, propicia la devaluación de los mismos, especialmente del Claustro de Profesores, que se convierte en un órgano meramente consultivo.

– El hecho de que las Áreas de Competencias Básicas sustituyan a los Departamentos Didácticos, que dejan de estar respresentados autónomamente en el ETCP, promueve la primarización de la Enseñanza Secundaria y aminora el protagonismo del conocimiento como referente educativo.

– La falta de confianza en la labor del profesorado queda patente con la creación de un nuevo Departamento de Formación, Evaluación e Innovación que anula la autonomía del profesorado y entra en conflicto con la libertad de cátedra, máxime teniendo en cuenta que los miembros de ese Departamento son designados por el Director sin reunir ninguna clase de méritos objetivos para ejercer tal cargo.

– Con el nuevo ROC, sea el Director o el Claustro de Profesores quien decida el número de Departamentos didácticos, se da pie a que se produzcan desigualdades en función de criterios que se alejan de los fundamentos universales para toda la enseñanza pública.

– Estas desigualdades harán que se creen centros de primera y segunda clase, incidiendo en la formación de un buen número de alumnos.

– Los centros de enseñanza quedan como meros reflejos del contexto cultural y económico en que se ubican, limitando su capacidad de ser un “ascensor social” y ampliando las desigualdades entre los distintos centros y los miembros de la comunidad educativa.

Este escrito, aprobado por una mayoría de 24 profesores, fue enviado al Consejero de Educación de la Junta de Andalucía con fecha de entrada del 23/3/2010 y número 166; así como al Delegado de Educación en Sevilla, con fecha del 23/3/2010 y número 165.

Anuncios